Feb 22, 2019 | 11:00 AM

Receptor de corazón celebrará dos décadas de haber recibido una segunda oportunidad de vida

noticia

El domingo 24 de febrero se cumplirán 20 años de que Dale Shippam recibiera un corazón donado y la oportunidad de vivir una vida normal.

Un presunto virus había debilitado tanto el corazón de este bombero originario de Thunder Bay (Ontario, Canadá) que dejaría de funcionar.

En 1999, Shippam fue internado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital General de Toronto durante seis semanas, antes de que sus médicos le dijeran que habían localizado un donante compatible mediante la red de donación de órganos.

“Tuve mucha suerte de que una familia pudiera, en su dolor, decir ‘sí’ a la donación”, comentó Shippam.

El hombre volvió a trabajar tras poco más de un año, y durante las últimas dos décadas se ha dedicado a promover la donación de órganos.

“Ha hecho tanto por mí y he conocido a muchos otros por los que ha hecho lo mismo. Ya sea corazón, pulmón, hígado, riñón… permite a las personas continuar con sus vidas”, destacó Shippam.

Ahora jubilado, el hombre de 67 años dijo que también ha escuchado las historias de numerosas familias de donantes que se han fortalecido por el hecho de que, pese a su tragedia, le dieron la oportunidad de sobrevivir a alguien más.

Shippam reveló que datos del registro de donantes de órganos de Ontario muestran que la tasa de participación en Thunder Bay es más alta que la del promedio provincial (50 por ciento contra 33 por ciento), pero él sigue alentando a otros miembros de la comunidad para que consideren inscribirse.

Ejemplo de ello es que Shippam ha viajado por todo el mundo durante estos veinte años, dándole voz a la causa.

Ha estado en expediciones en la Antártida, Nepal, España y Columbia Británica; esquió hasta el Polo Norte y el Polo Sur; caminó en Bután; recorrió el río Nahanni en los Territorios del Noroeste y cruzó la región del Tíbet.

Shippam actualmente participa en un programa de la Asociación Canadiense de Trasplantes llamado “Test Your Limits”, que busca crear conciencia y recaudar fondos para la donación de órganos.

Su aventura más reciente lo llevó a un viaje de un mes de duración, en donde recorrió 500 kilómetros en esquís a través de Groenlandia, un viaje que realizó el año pasado y calificó de “extenuante”.

Ahora, Shippam espera su próxima aventura: una caminata en solitario de 900 kilómetros que comenzará en abril de este año, y que seguirá el Camino del Norte en España.

En junio de 2020, Shippam se unirá a una expedición para escalar la montaña más alta de Ecuador.

El bombero retirado espera que su testimonio conduzca a que más personas tengan la misma oportunidad que él recibió, a fin de que continúen llevando una vida feliz y productiva.

 

Fuente: tbnewswatch.com

#SÉUNHÉROE