Un joven de 19 años que amaba andar en patineta falleció en un accidente realizando esta actividad deportiva, convirtiéndose así en “héroe por la vida” tras salvar a 6 personas mediante la donación de sus órganos.

Max Hamilton era originario de Devon, Inglaterra, y ya había competido en un torneo nacional de “skateboard”.

El joven sufrió un traumatismo cranoencefálico luego de que se cayera mientras patinaba con sus amigos en una colina empinada. Pese a que pudieron llevarlo al hospital, Max sufrió muerte cerebral, por lo que su familia autorizó la donación de sus órganos.

De acuerdo con Ian Arrow, forense principal de Plymouth, los órganos donados salvaron a seis personas que requerían un regalo de vida. Su madre, Tracey Swan, dijo que su hijo siempre fue muy cariñoso y que le gustaba mucho ayudar a los demás.

“Era un miembro destacado de la comunidad, era amado, era un hijo hermoso”, comentó Tracey.

 

Fuente: Fox News