Nov 24, 2017 | 1:00 PM

El hombre quemado que volvió a la vida gracias al trasplante casi total de piel de su hermano gemelo

noticia

Franck es un hombre francés de 33 años, quien solo tenía un 1% de probabilidades de sobrevivir tras haber sufrido hace un año un terrible accidente en la planta química donde trabajaba. El siniestro (la explosión de un bidón con químicos) le dejó quemaduras graves en todo el cuerpo, por lo que fue puesto en un coma artificial.

Sin embargo, el hermano gemelo de Franck, Eric, se rehusó rotundamente a aceptar que no había esperanzas, por lo que sin pensarlo se ofreció a donar su piel. De esta forma, expertos del Hospital Saint-Louis de París pudieron llevar a cabo una operación sin precedentes, concretando un trasplante de piel en el 95% del cuerpo quemado de Franck.

Esto fue posible gracias a que su gemelo es monocigótico, lo que significa que comparten el mismo ADN, reduciendo al mínimo las posibilidades de rechazo, uno de los principales riesgos en un trasplante.

Pese al éxito la operación no fue fácil, pues implicó realizar tres cirugías en las que los hermanos se operaron al mismo tiempo con dos equipos de cirujanos y anestesistas. Fue así como pudieron lograr un trasplante casi inmediato.

El 45% de la piel obtenida se estiró en una máquina al igual que como se hace con una media de red, que posteriormente fue colocada en el cuerpo de Franck, comentó Maurice Mimoun, cirujano a cargo de todo el procedimiento. “Las pequeñas heridas entre cada malla se curan en diez días y la cicatrización es mucho más rápida”, comentó.

A Eric le extrajeron piel de sus pantorrillas, del cuero cabelludo y de su espalda, y no le importa tener cicatrices de por vida, pues permititó cubrir el 50% de las quemaduras del cuerpo de su hermano, salvándole la vida.

Franck se sometió a más intervenciones (12 en total) para poder colocarle los injertos y extirparle la piel quemada, que es tóxica para el cuerpo.

La rapidez fue también un factor importante. “La disposición del hermano gemelo a donar su piel permitió actuar rápido y eso facilitó una mejor recuperación”, afirmó el profesor Mathieu Legrand, a cargo del equipo de anestesistas.

Gracias a este acto heroico por la vida, ahora Franck puede llevar una vida normal, dijo el hospital parisino.

Pese a ser un caso único (el primero a nivel mundial), el equipo de médicos espera que sea el parteaguas para terapias innovadoras y se fomente el desarrollo de una piel universal para las víctimas de quemaduras.

 

Fuente: BBC Mundo

#SÉUNHÉROE