Abr 19, 2019 | 11:00 AM

Dos vidas se salvan gracias a donación de hígado en cadena

noticia

Por primera vez en un país de América del Norte, una donación de hígado en cadena proveniente de donantes vivos y realizada de forma anónima en Canadá durante el verano pasado, salvó las vidas de dos personas con hígados deficientes.

Kelly Bryan, de 38 años, donó el 70% de su hígado a Muhammad Khan, un hombre con cirrosis desconocido para Kelly y que necesitaba un trasplante hepático. Luego, la esposa del receptor, Hina Khan, donó más de la mitad de su hígado a otro desconocido que también requería este tipo de trasplante.

La donación de hígado in vivo anónima de Kelly a un paciente moribundo permitió que el equipo de trasplante estableciera una donación en cadena (o de intercambio) de hígado en parejas bastante inusual.

“Quería donar a un extraño porque, aunque no sean amigos o miembros de mi familia, siguen siendo amigos, familiares y seres queridos de otras personas, y merecen el regalo de una nueva vida”, aseguró Kelly, quien es madre de tres hijos.

La donación de hígado vivo conlleva más riesgos que la donación de riñón vivo, y viene con un riesgo de muerte del donante del 0.3% y con una probabilidad del 30% de complicaciones después de una donación de adulto a adulto del lóbulo hepático derecho más grande. Este lóbulo fue el que se les extrajo a ambos donantes.

Cabe destacar que la donación de hígado no significa la pérdida permanente de tejido hepático. Esto significa que los hígados, tanto del donante como del receptor, volverán a su tamaño normal aproximadamente tres meses después de la cirugía.

Los intercambios de hígado en parejas se han realizado principalmente en Corea y Hong Kong. No hay informes publicados previamente sobre estos procedimientos ni en Europa ni en América del Norte, de acuerdo con el Programa de Trasplantes de la Red de Salud Universitaria (UHN) en la provincia canadiense de Ontario.

Las cuatro cirugías simultáneas se realizaron el 9 de julio de 2018 a lo largo de 12 horas, e involucraron a cuatro quirófanos y a un equipo de 28 empleados y cirujanos. En total, unos 100 miembros del personal y varios médicos cuidaron a las parejas antes, durante y después de las cirugías.

 

Fuente: Health Day News

#SÉUNHÉROE