El Departamento de Salud de Manises, en Valencia, España, actualmente imparte el curso “Simulación Clínica y Trasplante. ¿Cómo mejorar nuestra práctica asistencial?”, el cual simula un caso de donación/trasplante con un alto grado de realismo, a fin de que los profesionales sanitarios mejoren sus habilidades y destrezas clínicas en escenarios semejantes a los reales sin poner en riesgo a los pacientes.

De esta forma, el Hospital de Manises ha capacitado a sus empleados en donación y trasplantes de órganos mediante diversos talleres, en donde se han simulado casos reales con maniquíes para diagnosticar y valorar a posibles donantes, así como entrevistas para que aprendan a comunicar a los familiares la noticia de una posible donación.

La capacitación detalla todas las fases del proceso de donación, como por ejemplo identificar los órganos aptos y procurarlos sin que se deterioren. Asimismo, los participantes aprenden técnicas comunicativas y relacionales con actores, quienes interpretan el papel de los familiares para solicitar la donación de los órganos. La iniciativa ayuda a mejorar la humanización y el trato percibido por los pacientes, al igual que su entorno.

De acuerdo con Concepción Cortés, coordinadora del Área de Humanización del Departamento de Salud de Manises, la simulación clínica es un método muy eficaz en la preparación y entrenamiento de los profesionales sanitarios para manejar eventos críticos.

Agregó que, además de mejorar la calidad asistencial, dichas actividades permiten integrar la toma de decisiones con el trabajo en equipo, fomentando la excelencia del personal médico.

Es así como este curso permite a los profesionales de la salud entrenarse y mejorar su rendimiento, para poder enfrentarse a casos graves y complejos, en donde el tiempo para aplicar la intervención correcta resulta esencial para conseguir un buen resultado.

 

Fuente: Gaceta Médica