Cuatro personas cuyos cónyuges requerían un trasplante renal pero no resultaron compatibles, más un donador altruista, aceptaron donar sus riñones a otras personas del grupo y a un primo que necesitaba un donante, creando una cadena que regalará vida a varios israelitas.

Las cirugías, las primeras de su tipo en Israel, tendrán lugar en los próximos días en el Rabin Medical Center-Beilinson Campus en Petah Tikva, y en el Sourasky Medical Center en Tel Aviv.

En la actualidad, existen cerca de 20 parejas en la base de datos nacional de ese país en las que un individuo necesita un riñón y otro está listo para donar un órgano. Conforme crezca la reserva de donantes, también aumentará el potencial para encontrar parejas.

Para quienes esperen un trasplante y su familia no haya encontrado un donador compatible, la nación está invitando a cualquier persona para que realice una donación renal uniéndose a la base de datos nacional. Esto lo pueden hacer mediante el centro médico donde deseen someterse al trasplante.

El profesor Rafael Beyar, presidente del comité directivo del Centro Nacional de Trasplantes de Órganos de Israel, comentó:

“Doy la bienvenida a los trasplantes cruzados llevados a cabo por excelentes equipos de trasplantes en los hospitales, coordinados y dirigidos por el Centro Nacional de Trasplantes de Órganos. Sin trasplantes cruzados, no hay soluciones para esos pacientes”.

 

Fuente: Enlace Judío