Un niño pequeño de la ciudad de Ross Township, en Pensilvania, Estado Unidos, está protagonizando una campaña estatal que alienta a las personas a convertirse en donantes de órganos.

Rockland Harvey nació con un tumor adherido a su córnea. Recibió un trasplante de córnea cuando tenía solo seis semanas de vida.

“Cuando nació, era realmente obvio que algo andaba mal”, dijo la madre de Rockland, Danielle. “Pero sabíamos que no podíamos simplemente no hacer nada. La luz no iba a llegar a la parte posterior de su ojo, y él no se habría desarrollado correctamente”.

Ahora que tiene 4 años, su familia cuenta su historia para convencer a otros de que se conviertan en “héroes por la vida”.

“En cada uno de sus cumpleaños, hasta el momento, en lugar de obsequios le pedimos a la gente que done”, dijo Danielle Harvey. “Le dieron el mejor regalo de todos, que fue el regalo de la vista. Yo no era una donante de órganos antes de que esto sucediera, pero salí y obtuve mi licencia para poder ser donante”.

Según el Centro de Recuperación y Educación de Órganos, una persona puede salvar hasta ocho vidas y ayudar a mejorar la calidad de otras 75. Actualmente, casi 8,000 personas en Pensivania están esperando un trasplante.

La campaña “Lado Humano de la Donación” (Human Side of Donation), facilitada por Donate Life Pensilvania, muestra viñetas de la vida real de personas y familias afectadas personalmente por la donación de órganos y tejidos. Desde familias de donantes hasta receptores de donaciones, y aquellos en lista de espera para trasplantes, las viñetas muestran cómo la donación de órganos y tejidos realmente nos concierne a todos. Las historias serán destacadas en las redes sociales y en anuncios digitales en todo el estado.

“En nuestro trabajo, vemos el increíble impacto de la donación de órganos y tejidos una y otra vez”, dijo Susan Stuart, presidenta y directora general del Centro para la Recuperación de Órganos y la Educación en Pittsburgh.

Se puede encontrar más información sobre la campaña en donatelifepa.org.

 

Fuente: CBS Pittsburgh