El Seguro Social de Salud de Perú (EsSalud) realizó cuatro operativos de donación orgánica de manera simultánea, los cuales tuvieron lugar en las ciudades de Piura, Arequipa, Ica y Trujillo. Tales acciones permitieron procurar y trasladar los órganos de 4 donantes fallecidos, entre ellos un niño, lo que a su vez salvará la vida de 9 personas que se encuentran en lista de espera en diversos hospitales del país.

Los padres del menor autorizaron la donación del hígado, por lo que especialistas del hospital Edgardo Rebagliati, en Lima, se dieron a la tarea de extraer y trasplantar el órgano en otro niño internado en dicho nosocomio.

Mientras tanto, un equipo médico del Hospital Guillermo Almenara (también en Lima) se trasladó a la ciudad de Ica para coordinar con sus colegas del Hospital Augusto Hernández la procuración del hígado y riñones de una mujer joven, fallecida en Pisco.

“Los órganos fueron trasladados a Lima y salvarán la vida de un hombre de 60 años que recibirá el hígado y un riñón, mientras que el otro órgano renal será implantado a un segundo paciente en lista de espera”, destacó Fiorella Molinelli, titular de EsSalud.

A la par de estos acontecimientos, los familiares de una mujer de 47 años que falleció en Arequipa respetaron su voluntad de “regalar vida”, por lo que cedieron sus órganos a tres pacientes internados en los hospitales Carlos Alberto Seguín Escobedo (ambos riñones) de dicha metrópoli y Guillermo Almenara (hígado) en Lima.

Respecto al caso de Trujillo, la familia de un hombre de 59 años autorizó la donación de sus riñones e hígado. El primer órgano será implantado en el hospital Rebagliati, mientras que los riñones se enviaron al centro de salud Almanzor Aguinaga, de Chiclayo, para salvar la vida de dos personas más.

Molinelli enfatizó la necesidad de seguir impulsando la donación de órganos y tejidos en Perú, para que muchas más personas en la nación tengan una segunda oportunidad de vida.

“Un ciudadano que decide donar el corazón, pulmón, hígado, riñones, páncreas, córneas, huesos, piel y tejidos puede salvar la vida de hasta diez personas. Les pido a las familias respeten la voluntad de donar de sus seres queridos fallecidos”, concluyó Molinelli.

 

Fuente: La República