Un trasplante cruzado de riñón permitió a expertos del Hospital Juárez de México (HJM) salvar la vida de dos jóvenes con insuficiencia renal, cuyas vidas se encontraban en riesgo.

El procedimiento representa el tercer trasplante de este tipo concretado en el nosocomio, el cual facilita la obtención de órganos de donantes vivos que no son parientes de los beneficiarios.

La intervención, que estuvo a cargo del doctor Andrés Bazán Borges, cirujano en Jefe del Programa de Trasplantes del HJM, duró alrededor de seis horas.

El experto informó que esperan dar de alta a los cuatro pacientes en los próximos días, para que paulatinamente se incorporen a sus actividades cotidianas. No obstante, su recuperación total tardará unos dos meses.

Ambos receptores ya contaban con su donador respectivo, pero eran incompatibles. De ahí que se realizaran estudios para intercambiar a los donantes y asegurar que los trasplantes fueran viables.

Este tipo de cirugías fungen como una alternativa innovadora para el Sistema Nacional de Salud, pues permiten que un donador vivo ofrezca algún órgano a otra persona, sin que tengan relación consanguínea. Lo anterior garantiza el mejor donador para el mejor receptor y, por ende, un procedimiento exitoso.

 

Fuente: AM de Querétaro