La Secretaría de Salud de Tlaxcala (Sesa) informó que el estado se encuentra entre los 10 primeros lugares a nivel nacional en cuanto a donación de órganos por muerte encefálica, logrando la octava posición. Lo anterior significa que en Tlaxcala se realizan 6.2 donaciones por cada millón de habitantes.

Alejandro Juárez Conde, Coordinador Estatal del Programa de Trasplantes, dijo que tales cifras permitieron que Tlaxcala avanzara del lugar 24 al 8 en este rubro, mostrando índices superiores a los de la media nacional.

Señaló que en 2017, la Sesa concretó ocho trasplantes de manera exitosa, de los cuales seis fueron de donante cadavérico y dos de donante vivo.

También destacó que la buena voluntad de los tlaxcaltecas, el fortalecimiento de las campañas de sensibilización y el aumento de hospitales con licencia para donación de órganos, permitieron beneficiar a niños y adultos de distintas comunidades.

El funcionario comentó que actualmente, el Hospital Regional “Emilio Sánchez Piedras”, el Hospital Infantil de Tlaxcala (HIT) y el Hospital General del ISSSTE, son los tres nosocomios estatales que poseen licencia sanitaria para realizar trasplantes renales, al igual que la procuración de órganos y tejidos.

Sumado a esto, la dependencia creó una red de atención para detectar pacientes que son donantes potenciales, trabajando a su vez en una campaña permanente de sensibilización en donde colabora la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del Estado (Secte), mediante la expedición de licencias de manejo con la leyenda “Donador voluntario de órganos y tejidos”.

Juárez Conde resaltó que Tlaxcala cuenta con la certificación por parte de la Organización Nacional de Trasplantes de España para impartir el curso “Comunicación en situaciones críticas: influencia en el proceso de donación”, fortaleciendo así la estrategia de concientización.

“El objetivo final del Programa Estatal de Trasplantes es fomentar la cultura de donación y beneficiar a la mayor cantidad de pacientes que requieren de una cirugía”, subrayó.

Otro punto importante es que la Sesa cubre el costo de los estudios, así como la cirugía de todas las personas que ingresan al protocolo de atención. Además, ha establecido convenios de colaboración con hospitales federales para canalizar a pacientes.

Con ello, se ha fortalecido la política de salud pública en Tlaxcala para beneficiar a las familias de personas que requieren de un trasplante.

 

Fuente: El Sol de Tlaxcala