Roberto Bernal Gómez, Secretario de Salud de Coahuila, elogió la determinación de una familia que decidió donar los órganos de un ser querido.

La señora Rosa Guadalupe Ramírez y sus hijos Carlos Jesús Eduardo y Ana Paula Hernández Ramírez, autorizaron que su padre, Carlos Eduardo Hernández Magallanes —quien fue víctima de un accidente cerebrovascular— regalara vida a otras personas.

Este es el segundo caso relacionado con el Programa de Trasplantes y Donación de Órganos implementado por el Gobierno del Estado, y el primero en el Hospital General de Saltillo.

De esta forma, se estableció un hecho sin precedentes en la historia del Sector Salud de Coahuila, pues ahora se podrán realizar procedimientos para la procuración de órganos o tejidos en dicho nosocomio.

La donación brindará esperanza de vida a alrededor de 130 personas, quienes en su momento se beneficiarán con el tejido óseo del donante.

Bernal Gómez reconoció la solidaridad y el acto de amor del señor Carlos Eduardo, pues en vida dejó dicho que deseaba ser donante.

“Su valiosa decisión de donar sus órganos a beneficio de aquellos pacientes que lo necesiten, contribuye a aumentar su esperanza de vida”, comentó el médico; y agregó que este ejemplo impactará positivamente en la comunidad, pues su intensión es seguir impulsando la cultura de la donación de órganos.

“El Consejo Estatal de Trasplantes de Coahuila mantendrá su trabajo constante bajo el apoyo de diversas Unidades de Salud, en especial aquellas que tienen su licencia de procuración”, subrayó.

 

Fuente: El Diario de Coahuila