Un hombre de Nueva Jersey se ha convertido en héroe por la vida por segunda ocasión.

El rabino Ephriam Simon, decidió donar parte de su hígado a un hombre que no conocía.

Esta donación de órganos no es la primera que realiza el rabino de 50 años de edad, pues hace nueve años donó un riñón a un extraño.

“Para mí traerles salud y vida, y devolverle un esposo a su esposa y un padre a sus hijos, fue una experiencia muy poderosa”, dijo Ephriam.

Ese esposo, padre y afortunado receptor de un tercio del hígado de Simon es Adam Levitz.

El hombre originario de Syosset y papá de tres hijos estaba gravemente enfermo, viviendo en las cercanías de Long Island, pero muchos hospitales del estado de Nueva York no permiten que los donantes vivos donen múltiples órganos.

Para evitar esta restricción, Adam y Ephriam se trasladaron a la Clínica Cleveland, donde la operación fue un éxito. Los vuelos para ambos hombres y sus esposas fueron pagados por el Centro Nacional de Asistencia para Donantes en Vida.

20 días después de la intervención, los dos nuevos amigos se reunireron en un emotivo encuentro junto con sus familias.

“Ahora puedo ver a mis gemelos graduarse de la escuela secundaria este año, y a mi pequeño niño pasar al séptimo grado”, dijo Levitz.

“Dios no lo quiera, si uno de mis hijos estuviera necesitado, esperaría que alguien interviniera como lo hizo mi esposo”, dijo Nechamy Simon, la esposa del rabino Ephriam.

“Ahora tengo la conciencia de la donación de órganos y la opción de simplemente devolverle la vida a alguien”, resaltó su hija, Sarah Simon.

Para la familia Simon es importante que la gente sepa que pueden ser donantes de órganos y vivir una vida larga y saludable, incluso si lo hacen dos veces.

 

Fuente: CBS New York