“Sé impresionante, sé mágico, sé donante de órganos”.

Ese es el mensaje que Colleen Lovett está tratando de transmitir con sus nuevas playeras. La mujer originaria de Nebraska (Estados Unidos) desea que la gente discuta sobre la donación de órganos en sus hogares antes de que llegue ese momento.

“Es algo de lo que nadie jamás habla. No quieres pensar en ello en ese momento de dolor”, comentó Lovett.

Su hija de 13 años, Ryan Post, falleció en octubre del año pasado. Mediante la autorización de su madre, Ryan pudo donar sus órganos y tejidos, salvando la vida de 16 personas en el proceso.

“En última instancia, no pude salvar a mi hija, pero pude salvar a otras personas”, dijo Lovett. “Fueron 24 horas de que los médicos iban y venían cuando por fin dijeron que tenían un receptor compatible. Y mientras mi hija yacía ahí, desafortunadamente, en su cama, todas estas personas entraban y nos decían que estábamos salvando gente. Eso fue enorme”.

En contraste, Leanne Ruskamp, propietaria de una tienda de ropa en Beatrice, Nebraska, sabe exactamente cómo se siente estar del lado del receptor en una donación de órganos. En 2006, su padre fue salvado por un nuevo riñón.

“Recibir su riñón le dio nueva vida, le dio una nueva esperanza”, indicó Ruskamp. “Le dio un nuevo sentido para vivir. Fue un regalo increíble para él”.

Tras su experiencia, Lovett y Ruskamp se unieron para estampar playeras para la Fundación Ryan Margaret, cuyo diseño busca sensibilizar al público en torno a la donación de órganos. Este contiene la frase mencionada al inicio de esta nota, junto con un unicornio de melena verde que está bailando. Dicho color representa el acto de “regalar vida”. Asimismo, las playeras están destinadas a recaudar fondos para la causa.

Además de playeras, también venderán sudaderas e incluso sombreros, todo con la esperanza de que cada vez más personas se conviertan en donantes de órganos. Las playeras se pueden encontrar en https://stores.inksoft.com/ryan_margaret_foundation/shop/home.

 

Fuente: 10 11 Now