Hablar con las familias que decidieron donar los órganos de sus seres queridos que fallecieron puede parecer un día difícil en la oficina, pero para algunas enfermeras forma parte esencial de su rutina diaria; y ellas mismas consideran que dicho acto altruista es el que hace que su trabajo valga la pena.

“Es una opción para darles comodidad a las familias, brindándoles información sobre la donación de órganos. Si creen que eso se alinea con los deseos de sus seres queridos, entonces seguimos adelante “, señaló Jeramie Carson, coordinadora especializada en enfermería de DonateLife Victoria, en Australia.

La organización emplea y capacita a coordinadoras de enfermeras especialistas en donación, y pronto comenzará a reclutar enfermeras altamente capacitadas que coordinen todos los aspectos de la donación de órganos y tejidos en esa entidad.

Para Leanne McEvoy, directora interina de enfermería y operaciones de DonateLife Victoria, esas conversaciones difíciles pueden empoderar a una familia si todos conocen los deseos de sus familiares, o si sus seres queridos se inscribieron en el registro de donantes de órganos.

“Cuando las personas escuchan que su ser querido se tomó el tiempo de ingresar al registro de donantes y manifestar sus deseos ahí, sus ojos se iluminan. Disfrutan sabiendo lo que querían ”, comentó McEvoy, quien agregó que las coordinadoras están capacitadas para plantear la pregunta de cualquier forma.

Actualmente, Victoria posee más donantes de órganos que cualquier otro estado australiano, y el año pasado se registró un número récord de donantes (193, frente a los 148 del año anterior). Dicho logro permitió concretar trasplantes de órganos que salvaron 529 vidas.

Son las coordinadoras de enfermería, como Carson, quienes facilitan el proceso hablando con las familias sobre el consentimiento, organizando la prueba de compatibilidad de órganos y tejidos con posibles receptores, acondicionando quirófanos y estableciendo contactos con el personal de cuidados intensivos y cirujanos.

Pese a la actitud tranquila que empleadas como ella transmiten a las familias en duelo, la logística tras bambalinas requiere de múltiples tareas en donde aprovechan al máximo sus habilidades de comunicación de alto nivel.

“Organizamos y nos mantenemos en contacto con los equipos de trasplante, y estructuramos la logística desde la perspectiva del quirófano”, subrayó Carson.

La especialista añadió que su gratificante trabajo rara vez es el mismo.

“Siempre estamos solucionando problemas y cada día vemos un conjunto diferente de desafíos. Necesitas tener una mente abierta y estar dispuesto a investigar y desafiarte a ti mismo ”, concluyó.

 

Fuente: The Sidney Morning Herald