2017 fue un año pionero respecto a los esfuerzos nacionales y estatales para salvar vidas a través de la donación de órganos en Estados Unidos. Cabe hacer mención de la región de Kentucky, que el año pasado registró el segundo mayor número de vidas salvadas. Gracias a 108 heroicos donantes y sus familias, 361 órganos fueron recuperados y trasplantados. Además, 330 donantes de tejidos sanaron a miles de pacientes.

A nivel nacional, según datos preliminares, 34,768 trasplantes de órganos provenientes de donantes vivos y fallecidos se realizaron en 2017. La cifra representa un aumento del 3.4 por ciento con respecto al 2016, y marca el quinto año consecutivo que se impone un récord para los trasplantes en el país norteamericano. Asimismo, el número de donantes de órganos fallecidos en EE.UU. superó los 10,000 por primera vez. Para finales del año pasado, se recuperaron órganos de 10,281 donantes, lo que representa un aumento del 3.1 por ciento con respecto a 2016 y un aumento del 27 por ciento desde 2007.

Más de 1.8 millones de habitantes de Kentucky son donantes registrados gracias al apoyo de los empleados del Tribunal de Circuito.

“Asociarnos con esta misión de salvar vidas es una de las muchas maneras en que podemos ayudar a otros. Estoy orgulloso de nuestros ayudantes al pedirles a todas las personas que obtengan una licencia o identificación si les gustaría donar un dólar para aumentar la educación sobre la donación. También pedimos a todos que se unan al Registro de donantes de órganos. Solo toma un momento decir ‘sí’ y convertirse en esperanza para los pacientes que lo necesitan”, dijo Allee Combs Whicker, secretaria del Tribunal de Circuito del condado de Madison, en Kentucky.

En 2017, 7,470 residentes generosos de este condado donaron un dólar para la educación pública sobre la donación. En total, 33,647 residentes se unieron al registro de donantes de órganos.

La tasa de registro de Kentucky ha crecido rápidamente en los últimos años debido a los esfuerzos estratégicos de educación pública y al nuevo programa de capacitación regional. Se realizaron ocho capacitaciones en cuatro ciudades de la Commonwealth: Owensboro, Frankfort, Paintsville y Somerset. Cerca de 700 personas asistieron, representando a 85 oficinas de la Secretaría del Tribunal de Circuito.

“Aunque es posible que hoy no podamos salvar la vida de una persona, podemos dar esperanza simplemente registrándonos como donantes”, subrayó Whicker. “Cada día, 22 pacientes perderán su lucha, y su vida, esperando. Todos pueden ser esperanza. Juntos, podemos terminar la espera”.

 

Fuente: The Richmond Register