Lucía Mee fue galardonada con una medalla del Imperio Británico por su trabajo de sensibilización en torno a la donación de órganos.

La joven de 18 años, originaria de Ballycastle en Irlanda del Norte y quien ha recibido tres trasplantes de hígado (el primero hace diez años), es la persona más joven en la lista de Honores de Año Nuevo del Reino Unido.

Mee lleva a cabo una campaña para que se enseñe sobre la donación de órganos en las escuelas, así como para que sean más las personas que se registren como donantes de órganos.

Ella hace hincapié en que cada nuevo órgano es “un regalo”.

Lucía fue diagnosticada con hepatitis autoinmune cuando era una niña, y le dijeron que necesitaba un nuevo hígado. Sin embargo, dos cirugías de trasplante en 2007 y 2009 no fueron suficientes, pues su cuerpo rechazó los nuevos órganos y tuvo que someterse a una tercera intervención cuando cumplió 16 años.

“Para mí, siempre ha sido algo especial saber que la decisión no se ha tomado para alguien, sino que ha sido un regalo de cada persona o de su familia”, señaló.

“Cualquiera que sea el sistema que tengamos en un lugar, es más importante en mi opinión que funcione junto con la educación y la conversación”.

La joven resaltó que la familia siempre debería tener la última palabra.

“No hay suficiente evidencia de que el sistema de exclusión resulte en más donaciones de órganos si se realiza sin educación”, añadió.

Mee ha tratado de contactar a dos de sus donantes de órganos mediante cartas, pero hasta el momento no ha recibido noticias de ellos.

Por ahora, Lucía está terminando sus estudios en Country Antrim, gracias a su tercer y más reciente regalo de vida.

 

Fuente: BBC News