Israel rompió récord de trasplantes de órganos en 2017 con respecto a años anteriores, así lo informó el Centro Nacional de Trasplantes de dicha nación.

En total se concretaron 285 procedimientos, usando órganos de pacientes fallecidos. Asimismo, se realizaron 222 trasplantes de riñón de donantes vivos, 113 con órganos provenientes de familiares y 109 de donantes altruistas.

Adicionalmente, trece pacientes recibieron lóbulos hepáticos donados por miembros de sus familias.

Los centros médicos israelíes practicaron un total de 359 cirugías de riñón, 78 trasplantes de hígado y 18 trasplantes de corazón, así como trasplantes combinados de riñón-páncreas e hígado-riñón.

Actualmente, existen 1,138 pacientes en la lista de espera de Israel, incluidos 840 niños, donde 110 esperan un hígado y 102 un pulmón.

Cabe resaltar que más de un tercio de los receptores de trasplantes (37% o 107 pacientes) tuvieron preferencia sobre otros pacientes que tenían una condición médica similar debido a que eran donantes de órganos registrados. Uno de cada ocho israelíes (924,000) están registrados como donantes.

El profesor Rafi Beyar, presidente del Centro Nacional de Trasplantes, dijo que en 2017, la dependencia firmó un acuerdo con Chipre para cooperar en la búsqueda de donantes vivos de riñón para pacientes que no cuenten con ellos o que no sean compatibles en sus propias naciones.

“Esperamos que en los próximos meses, podamos llevar a cabo la primera ‘combinación cruzada’ entre los dos países”, apuntó Beyar.

Por su parte Tamar Ashkenazi, directora del Centro Nacional de Trasplantes dijo que “este año, el 62% de las familias que perdieron seres queridos querían salvar la vida de otros y donar sus órganos a pacientes gravemente enfermos. Es así como las demostraciones públicas se comprometen entre sí y se cuidan mutuamente, superando las dudas y contribuyendo a salvar vidas”.

 

Fuente: aurora-israel.co.il