El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Nuevo León concretó el domingo pasado su primer trasplante de hígado donado de un padre a su hijo.

La cirugía duró alrededor de 11 horas y es la primera en su tipo en realizarse con éxito mediante donador vivo en el Hospital Número 25 de la Unidad Médica de Alta Especialidad, en Monterrey.

Joshua, de siete años de edad y receptor del trasplante, fue diagnosticado con un trastorno genético de los conductos biliares que causa cirrosis de forma prematura, denominado Síndrome Allagyle.

Debido al elevado deterioro de su hígado, los médicos le auguraron un máximo de tres años de vida, siendo el trasplante de hígado su única alternativa.

Por la gravedad del caso, Francisco Javier Reséndiz, de 26 años y padre de Joshua, decidió donarle a su hijo una porción de hígado, sumándose así al Programa de Trasplante Hepático de Donador Vivo en dicho hospital.

Los especialistas del IMSS extirparon 30 por ciento del hígado de Francisco, y a Joshua se le extirpó el órgano enfermo para después implantarle la porción donada.

Ambos procedimientos concluyeron de forma exitosa y padre e hijo pasaron a las Unidades de Cuidados Intensivos respectivas, registrando hasta el momento una evolución favorable.

El IMSS resaltó que este caso sentará las bases para aumentar la cifra de donadores vivos y que actualmente se analiza la compatibilidad de tres parejas de donador y donante.

 

Fuente: El Financiero