Antes de que finalice el 2018, el Hospital de Especialidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco contará con una nueva área para trasplantes de médula ósea.

Óscar Miguel Garcés Ruiz, jefe del Departamento Clínico de Hematología del nosocomio, dio a conocer que trabajan en la optimización de algunos requisitos indispensables para llevar a cabo este procedimiento.

“Desde la capacitación y actualización del personal hasta la higiene de cuartos aislados para prevenir complicaciones. Se requiere de áreas estériles por las características de este tipo de intervención”, dijo el experto.

Mencionó que actualmente no tienen lista de espera, pues los pacientes (15 o 20 al año) son referidos al Centro Médico Nacional Siglo XXI.

“Ya que los medicamentos de última generación mantienen en buen estado de salud a personas con leucemia aguda, esclerosis múltiple, linfomas, hipoplasia medular o anemia plástica, el Hospital busca aumentar su productividad en trasplantes con este servicio”, detalló.

Garcés Ruiz resaltó que el paciente responde mejor cuando tiene donador, pues hay mayor compatibilidad que con otros órganos y tejidos, y que preferentemente debería ser un hermano consanguíneo.

Sin embargo, apuntó que a pesar de esto se está buscando, a nivel nacional, la creación de un registro de donadores voluntarios de médula ósea, para que, si se requiere, un paciente sin donador sea candidato a recibir alguna de esas unidades.

En cuanto a los temores que existen en la población sobre la donación de médula ósea, subrayó que no es igual que con un órgano, porque son células que se regeneran en un lapso de entre ocho a 15 días en un 100 por ciento. El riesgo de complicaciones es mínimo, y la recuperación para el donante es muy rápida.

El hematólogo indicó que aunque del 2006 al 2008 ya se habían practicado 64 intervenciones quirúrgicas de esta índole, el servicio se puso en pausa para adecuar el espacio a nuevos requisitos en materia de salud para mejorar la atención.

 

Fuente: Notimex