El Hospital Infantil de Connecticut, en Estados Unidos, ha tomado el liderazgo respecto a crear conciencia sobre la donación de órganos durante la edad pediátrica.

Puede ser un tema difícil de discutir entre los padres, pero al final, los órganos provenientes de niños también ayudan a salvar muchas vidas.

Ante ello, fue izada la primera bandera pediátrica de “Donate Life” del país norteamericano afuera del citado nosocomio, a fin de sensibilizar a la población en torno este acto para “regalar vida”.

“Esta bandera representa amor, pérdida y esperanza para las familias de los pacientes aquí en la Unidad Infantil de Connecticut”, señaló Jim Shmerling, presidente y director ejecutivo del hospital.

“Esta clase de colaboración es fundamental para garantizar que juntos aportemos los servicios de donación y trasplante de órganos, los cuales salvan vidas”, dijo Alexandra Glazier, presidenta y directora ejecutiva de New England Donor Services.

El hijo de Janis Wohlschlager, Joey, era paciente del Hospital Infantil de Connecticut. El niño de 11 años sufrió muerte cerebral y sus padres decidieron donar sus órganos para darle una segunda oportunidad de vida a otras personas.

“El hígado de Joey lo recibió un hombre de 45 años”, indicó Wohlschlager. “Su riñón izquierdo fue para un hombre de 41 años, y su riñón derecho para un joven de 24 años. Su corazón lo obtuvo una mujer de 71 años”.

Hasta el momento, 11 niños se han convertido en donantes de órganos en Nueva Inglaterra en lo que va del año, dos de ellos pacientes del Hospital de Connecticut.

En el otro lado de la historia, Nate Daly, de 15 años, recibió un trasplante renal que le salvó la vida.

“Antes de recibir el trasplante estaba cansado y tenía dolores de cabeza todo el tiempo”, relató Nate. “Pero después de recibir el trasplante, volví a tener mucha energía”.

En un par de semanas, celebraremos el primer aniversario de su trasplante, agregó Matthew Daly, padre de Nate,

Los médicos enfatizan que la donación de órganos pediátricos salva vidas.

“Tales conversaciones pueden parecer difíciles de realizar, pero es un regalo realmente increíble que la gente puede otorgar”, subrayó la doctora Cynthia Silva, nefróloga del citado hospital.

 

Fuente: NBC Connecticut