Quintana Roo dio un gran paso hacia la consolidación de una cultura de la donación de órganos, pues el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la entidad recibió ya seis riñones y 13 córneas en lo que va del año, así lo informó Moisés Campos Navarro, coordinador hospitalario de Donación de Órganos y Tejidos con Fines de Trasplante.

Señaló que la única alternativa de vida para las personas que padecen alguna enfermedad terminal es la realización de un trasplante, por lo que la Delegación del IMSS en Quintana Roo ha invitado a la población a platicar en familia sobre la importancia de tener esta cultura.

El médico dijo que los únicos requisitos fundamentales que se aplican para ser donador de órganos es la muerte encefálica, que la persona no haya tenido enfermedades transmisibles y que el trasplante represente un beneficio a la salud del receptor.

Por ello, Campos Navarro exhortó a las familias a platicar sobre el tema, a fin de facilitar la toma de decisiones si se presenta la posibilidad.

También pidió tomar en cuenta que, en cualquier momento, algún familiar podría verse en la necesidad de un órgano para poder sobrevivir.

“El objetivo esencial del trasplante es salvar y regresar la calidad de vida al paciente, reintegrarlo a sus actividades cotidianas y, en lo posible, a la cadena productiva laboral”, aseguró.

El año pasado llevamos el mensaje a 10 mil personas mediante pláticas en escuelas y grupos civiles, así como con entrevistas en los diferentes medios de comunicación”, agregó el experto.

Asimismo, reiteró el llamado a la población para que se sume tanto al autocuidado de la salud, como a la donación altruista de órganos, y que no basta con portar una tarjeta de potencial donador o plasmar este deseo en la licencia de conducir.

“Más allá de estas acciones, es fundamental abordar el tema en familia y con las personas a quienes correspondería tomar la decisión en caso de fallecimiento”, concluyó.

 

Fuente: Diario de Yucatán