Durante 13 años, la Cruz Roja Mexicana ha brindado un gran apoyo a la donación múltiple de órganos con el objetivo de aumentar la conciencia en torno a este tema, para que cada vez sean más las personas que decidan convertirse en donantes. Para ello, lanzó la campaña “Da vida después de la muerte”.

Fernando Suinaga Cárdenas, presidente de la Cruz Roja Mexicana, destacó que de los programas humanitarios con los que cuentan, uno de los más importantes es el de donación de órganos.

“Un corazón, una córnea, un riñón o un pulmón, se convierten en una nueva oportunidad de vida para un niño, una niña, hombres, mujeres y adultos mayores”, señaló.

La semana pasada y con motivo del Día de Muertos, la sede nacional de la Cruz Roja instaló una ofrenda conmemorativa a la donación de órganos y tejidos después de la muerte.

Por su parte, Gabriela Monserrat Huitzil Juárez, coordinadora de órganos y tejidos de la Cruz Roja en la Ciudad de México, resaltó ante familiares de donadores de órganos que desde el 2005 hasta la fecha se han practicado 21 donaciones multiorgánicas y más de 135 donaciones de tejidos.

Agregó que, únicamente en 2018, se han realizado 5 donaciones de órganos y tejidos, y subrayó que una persona fallecida puede salvar hasta 7 vidas con la procuración de sus órganos.

 

Fuente: Excélsior