La Cámara de Diputados de Chihuahua aprobó de forma unánime, con 381 votos a favor, un dictamen que reforma la Ley General de Salud, a fin de agilizar el procedimiento de donación y trasplante de órganos cuando deba intervenir el Ministerio Público.

La reforma busca facilitar el proceso de donación cuando haya certeza de que el órgano u órganos de una persona pueden ser trasplantados.

Las modificaciones añaden un artículo (322 Bis) y un segundo párrafo al artículo 328, estipulando que, en caso de que el establecimiento no posea licencia sanitaria, se permita el traslado del donante a uno que sí la tenga, para concretar la donación respetando la voluntad del donador o disponente secundario.

Para ello, el establecimiento deberá ponerse en contacto con el Centro Nacional de Trasplantes, quien colaborará con los centros estatales y coordinaciones institucionales, según sea el caso.

Cualquier impedimento, negación o retardo del servicio para que se concrete el trasplante de un órgano o tejido, dará lugar a las responsabilidades administrativas y penales previstas en la ley.

Según datos del primer semestre de este año, el estado que mayor número de donadores registra es la Ciudad de México, con 541; seguido por Jalisco, con 302, y el Estado de México con 243.

 

Fuente: El Heraldo de Chihuahua