Cifras oficiales del gobierno de Argentina revelaron que en 2018, el país concretó 701 procesos de donación, permitiendo que 1,681 pacientes en lista de espera accedieran a un trasplante de órganos.

La cifra representa una marca histórica con respecto a la registrada en 2012, que fue de 630 donantes de órganos y había sido la más alta hasta ahora. Con este logro, el total de procesos de donación creció un 18% en comparación con 2017, cuando se realizaron 593 procesos.

Según el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI), Argentina alcanzó el año pasado una tasa de 15.75 donantes por millón de habitantes, la más alta en su historia.

Asimismo, informó que los 701 donantes generados fueron posibles gracias a la intervención de los profesionales y técnicos de 230 centros hospitalarios ubicados en 23 provincias.

Cabe señalar que 74% de los procesos de donación de órganos tuvieron lugar en establecimientos sanitarios del gobierno argentino.

De los 1,681 trasplantes de órganos practicados, 986 fueron de riñón, 409 de hígado, 125 de corazón, 84 de riñón/páncreas, 43 de pulmón, 21 de hígado/riñón, seis cardiorrenales, cinco de páncreas, uno cardiopulmonar y uno hepatointestinal. Además, se concretaron 250 trasplantes de córneas.

Finalmente, el INCUCAI destacó que en agosto pasado entró en vigencia en Argentina una nueva ley de trasplante de órganos, tejidos y células, la cual fortaleció el sistema de procuración y agilizó y simplificó los procesos de donación y trasplante.

 

Fuente: Última Hora