Más de 130 alumnos en una escuela situada en la ciudad de Belfast, en Irlanda, se sintieron tan conmovidos por la difícil situación de un niño pequeño que necesita urgentemente un trasplante de corazón que se han inscrito para convertirse en donantes de órganos.

Los estudiantes de Coláiste Feirste se reunieron con Dáithí Mac Gabhann, de 22 meses, y sus padres, la semana pasada, y en pocos días se unieron al registro de donación de órganos.

El pequeño niño luchador, que adora chocar los puños, dar besos y puede comunicarse mediante irlandés e inglés, ha estado esperando poco más de 100 días por un nuevo corazón después de haber sido incluido formalmente en el registro de donación de órganos el 1 de junio.

El pequeño nació con un raro síndrome del corazón izquierdo hipoplásico, y se le dio solo un 10 por ciento de probabilidades de supervivencia después de una operación cuando tenía solo cuatro días de nacido.

Su padre, Máirtín, y su madre, Seph Ní Mhealláin, han estado visitando escuelas y clubes en toda la ciudad como parte de una campaña para crear conciencia sobre la importancia de la donación.

Máirtín, quien fue profesor en Coláiste Feirste, dijo que estaba “asombrado” después de recibir una llamada telefónica sobre la gran cantidad de niños en edad escolar que se habían inscrito en el registro, justo después de una reunión con su “hermoso” hijo.

“Conozco la escuela y esperaba que los estudiantes se vieran afectados por el problema, pensé que tal vez 20 o 30 niños se inscribirían para convertirse en donantes”, dijo. “Pero cuando descubrí que fueron cerca de 140, no podía creerlo. Es este tipo de apoyo lo que mantiene a nuestras mentes con la esperanza de que nuestro hijo reciba su regalo de vida”.

Después de una angustiosa espera de seis meses para que el pequeño fuera formalmente inscrito, pues no todos los niños son elegibles para cirugía de trasplante, los padres ahora sólo están a la espera de la tan ansiada llamada telefónica.

“Es un momento muy ansioso y estamos constantemente revisando nuestros teléfonos. Afortunadamente él está bien en este momento. Cuando estábamos esperando para saber si él iba a estar en la lista, decidimos disfrutar de cada minuto y crear recuerdos. Pero ahora tiene una oportunidad, solo queremos obtener esa llamada”.

 

Fuente: Irish News