Un adolescente de 13 años que fue puesto en el nivel más alto de prioridad recibió esta semana un trasplante de corazón que le salvó la vida.

El joven Aiden Saunders se sometió a dicha cirugía el jueves por la noche en el Hospital Infantil Mott de la Universidad de Michigan, en Ann Arbor, Estados Unidos. Según sus padres, Aiden es un niño muy activo. Es nadador de competencias en el equipo de natación Hartland Hurricane, así como un un esquiador acuático y de nieve.

A finales de enero y principios de febrero, Aiden comenzó a tener limitaciones físicas para realizar sus actividades, (por ejemplo, solo pudo superar la mitad de su práctica rutinaria de natación antes de que se sintiera fatigado). Su familia pensó que era un virus, pero más tarde se enteró de que Aiden padecía insuficiencia cardíaca congestiva muy grave, con su corazón funcionando únicamente a un 18%.

Al figurar como emergencia prioritaria, Aiden fue incluido en la lista de trasplantes el miércoles por la tarde, permitiendo que menos de 24 horas después se encontrara al donante compatible.

El padre del joven, Bill Saunders, dijo que todos estaban sorprendidos, incluso los médicos y las enfermeras, pero especialmente Aiden, quien dijo sentirse muy feliz y emocionado de escuchar las buenas noticias.

La exitosa cirugía duró 12 horas, por lo que Aiden ahora tiene un nuevo cumpleaños: el 16 de marzo de 2018.

 

Fuente: whmi.com